El título de esta entrada hace referencia a un libro que trata de cómo tratar la muerte en Educación Infantil.

Y si recordáis, en la entrada anterior del proyecto puse una foto del registro que llevamos a cabo diariamente con los caracoles.

Los días que los hemos notado tristes, pues ha sido porque se nos han muerto algunos caracoles.

Nosotros hemos intentado dejar a los caracoles en las mejores condiciones posibles, pero al llegar del fin de semana, 3 de los caracoles más pequeñines no han podido aguantar, y nos los encontramos muertos y durante la semana se murieron 2 adultos.
Yo ante este hecho me mostré algo triste, e intenté sacarles el tema. Pero estábamos a punto de finalizar la asamblea y ningún niño se interesó por hablar, hasta que nos sentamos en las sillas y Fernando me dijo: “Aurora, no te preocupes, llamamos a la granja y nos traen más caracoles.”

Al día siguiente que se nos había muerto el 2º caracol adulto, lo volví a aprovechar y directamente saqué el tema.

– Planteé: Ayer Fernando me quiso dar una solución, dijo que podíamos llamar a la granja para que nos trajeran más caracoles. Pero, ¿Creéis que esos caracoles ya no se nos morirán?
– D: No, esos ya no se nos mueren.
– F: No, esos ya los cuidamos bien.
– Yo: Pero ¿No creeís que todos los caracoles se mueren?
– A: No, no todos se mueren.
-Yo: ¿Y nosotros, nos morimos todas las personas?
– A y D: No
– L: Blancanieves cuando estaba muerta llega el príncipe y le da un beso y ya no está muerta.
– Yo: ¿Eso sucede en la realidad también?
– L: No
– D: Si sucede.
– C: Cuando lleguemos a mayores pues nos morimos.
– D: Si uno está muerto hay que llevarle al hospital y curarle y ya está.
-Yo: ¿Alguien que está muerto se puede curar?
– A: No, ya se va para el cielo.
– L: Los muertos no se despiertan.
– Yo: ¿Cuando mueres estás dormido?
– Caras pensativas…
– L: Mi abuela Mari Tere ha muerto y ha ido al cielo.
– Yo: ¿Y Qué sentirá allí, cómo estará?
– D: Pues está dormida.
– A: No, está muerta porque está en el cielo.
– L : Hay un momento en el que todavía estás aquí. A Blancanieves la han despertado antes de ir al cielo. Porque si llega al cielo ya no la pueden despertar.

– Bueno, ahora ¿Qué hacemos con este caracol muerto? (Pensando en si se les ocurría alguna forma de entierro) Y respondieron:
– Pues nos le comemos.
– Yo: Mejor lo tiramos a la papelera que aquí no tenemos cocina.

Las conversaciones de los niños son increíbles, escucharles es un regalo. En sus conversaciones se reflejan las características de su pensamiento y las de cada niño en particular.

Scroll al inicio