Mi experiencia con la oposición en infantil



Hoy os voy a contar mi experiencia con esta carrera de fondo, que para mí ha sido la oposición… Por si a alguien le puede valer, ya se sabe que esto en parte es cuestión de suerte, lo demás es trabajo nuestro, y parte de ese trabajo consiste en simplemente: insistir.

Ahí voy.


1er intento: Mi primera oposición fue en 2009. (Madre mía, cuánto tiempo ya, si parece que ha sido hace nada…!)

Ese año lo dejé todo, dejé un pequeño trabajo a media jornada que tenía, todo para dedicarme a jornada completa a la oposición. El primer año son muchas cosas, así que casi necesita dedicación exclusiva para irte enterando de todo bien.

Ese año me apunté con la academia magister. En Palencia, donde yo vivo, no había muchas más opciones, y yo no conocía mucho más, ya sabéis, al principio pagas muchas novatadas si nadie te aconseja.

Iba a clase una vez por semana y allí nos daban de todo: temas, legislación, programación…

Después, con la experiencia, me di cuenta que perdía mucho tiempo en teoría de la programación que realmente no servía de nada, hice una programación muy sencillita, pero yo lo di todo, porque estudié todo lo que podía, pero claro, a mi modo de ver el material no era muy bueno…

Pero aún así, me presenté y en total mi nota fue un 6.9.

En 2009 fue el último año “bueno” de la época, un año en el que salían muchísimas plazas y se sacaba plaza casi aprobando… Así que con un 6.9, haciendo cálculos,,, conocía mucha gente que el año anterior la había sacado con menos nota…La verdad que me hice muchas ilusiones, y casi casi, lo tuve ahí.

Pero, me quede al corte la 4ª!! la cuarta por debajo. Sin plaza!!!! Todavía recuerdo una llorera tremenda, porque casi lo tenía ahí!! Es mucha rabia e impotencia, lo tienes ahí, no imaginaba que casi teniéndolo ahí tuviese que esperar años para volverlo a intentar!!

Pero lo aceptas, y te das cuenta que sin ningún punto de experiencia no lo conseguirás.

Y como veis casi la saco con un material no muy bueno. Solo fue cuestión de suerte. Con una décima más, ahí hubiera quedado mi historia, pero no…

Si todo esto en julio-agosto se resolvió… ese mismo septiembre, antes de empezar los niños, cuando yo ya estaba pendiente de si me llamarían o no… 

ME LLAMAN DE EDUCACIÓN!!! Diciéndome que si estaba interesada en una plaza!!!! Porque había mucha gente que la había sacado en otra comunidad (cosas de la época!!) y que habían renunciado. Que si estaba interesada, ¡¡¡cómo???!!


¡¡¡Pues claro!!! Yo que ya había aceptado que no la sacaba, y lógicamente, me volví a ilusionar, era como un milagro, un pequeño regalo…

Ese día te vuelves loca, no duermes… y al día siguiente volví a llamar ya que no tenía noticias,,, cómo iba eso de la plaza… y me dicen: ah no! no llega para ti, solo han rechazado 2.

Y yo… pero… Y para qué me llamas? Parece que a veces el destino está para fastidiarte y lo hace!

Así que nada… aceptar y mirando hacia adelante. 


2º intento: Oposición 2011. Ese curso estuve trabajando en León, mi primer año trabajando, llegaba muy cansada ya que daba psicomotricidad en un colegio de línea 3. Y cuando llegaba comía y me ponía a estudiar. Los sábados iba a Palencia a una preparadora. Y ese año lo mismo. Dedicada a trabajar y a estudiar.

Con la preparadora mucho mejor, abrí mucho más mi mente, entre el trabajo y la experiencia de la preparadora descubrí que las cosas se podían hacer de más maneras y que la clave estaba en arriesgar en la oposición.

Lo di todo, estudié mucho, buscaba cosas para ser diferente y única. Lo tuve ahí casi la vez anterior, y si con magister había sacado eso, ahora podía sacar más. Estaba más preparada, lo conseguiría…

Y llegó junio… y lo di todo en el examen, cruce la puerta y me crecí. Porque creía en mí y en lo que llevaba, y lo que me había preparado. Tenía que demostrarlo.

Y saqué un 9,9. Fue la nota más alta de mi tribunal.

Y, lo ves, y te pones pletórica, qué bien!! darlo todo tiene sus frutos…y llega la hora de hacer cálculos… y ya tenía algún punto de experiencia y…

Ese año hubo tantos aprobados y tan pocas plazas que… en el corte me quede sobre la 15 posición sin plaza.

Otra vez!!!!!!!! No!!!! Qué desesperación, quieres abandonar, no es justo. Ves como mucha gente que conoces la saca, y tu… no.

Te das cuenta que necesitas puntos, llenar el baremo de puntos para poder sacarla, si no nunca lo conseguirás. Puntos y cuando eso llegue, no hará falta mucha nota… Es solo cuestión de tiempo y de insistir…


3er intento: Oposición 2013.

He seguido trabajando, cogiendo puntos por varias cosas… y llega la siguiente oposición. Una oposición donde hay unas 60 plazas, algo insignificante, pero hay que seguir intentándolo.

Como la anterior vez me ha ido tan bien, ¿Por qué cambiar? Debía de estar casi perfecto, un 9,9… Así que haré lo mismo. Estudiaré los temas igual, con mis introducciones, conclusiones. La programación y la defensa irán casi igual, porque gustó tanto… Y este año se incluían supuestos prácticos que, bueno… como ya tengo experiencia es más fácil, eso y algún esquema…

Y… paso el tema y el supuesto…

Y, la programación y la UD, en la defensa no me dejan enseñar un material que mostré la anterior vez, muy bordes.

Y… tachán!! suspendo!!! Suspendo!!!

¿Cómo puede ser posible?? Exactamente lo mismo que la anterior vez con una notaza y ahora ni siquiera un 5???!!!

Bueno, pues aquí se demuestra claramente muchas cosas. Que depende del tribunal una parte, que yendo con lo mismo, uno puede aprobar y otro no, que lo que ahora es bueno luego no, y viceversa… Muchas cosas en este proceso que no solo dependen de estudiar y de llevar buen material, depende de otras cosas que están fuera de tu alcance. 

Por eso, seguía pensando que es cuestión de intentarlo, de insistir, de persistir.

Trabajo ya tenía de interina por Castilla y León. Así que conseguir la plaza era cuestión de tiempo…de años… pero llegaría. Porque, de momento, no iba a abandonar.

Es cierto que hay muchos, muchos momentos de desesperación, de abandonar, de querer vivir y no llevarte tantos chascos, de querer pasar de todo…

Pero llega otra oportunidad.


4º intento: 2016. La definitiva.

Ese curso tuve una tutoría con un grupo muy movido, que me consumía mucha energía. Llegaba a casa a comer a las 4. Y después me ponía con la oposición. Este año salía alguna plaza más, tenía los puntos casi completos de experiencia. Y ese año en mi cole aprendí un montón de cosas: Inteligencias múltiples, Rutinas de Pensamiento, Metacognición, auto Evaluación y coevaluación… Leer libros actuales… Un montón de cosas que apliqué a mis temas, supuestos y programación. 

No necesitaba preparadora ni academia, tenía mis ideas y mi manera de ver la educación infantil y debía demostrarlo.

Así que lo cambié todo, había que renovarse, innovar, reflejar cómo los niños serán los protagonistas del aprendizaje.  Aprendizaje Basado en Proyectos.

Meter innovación en los temas, en los supuestos y en la programación y las UD.

No llevé apenas materiales para enseñar, muy poco, alguna captura para no olvidarme de lo que tenía que decir… pero, lo importante fue lo que dije, consciente de que decía cosas que no decía la mayoría… o eso pienso yo.

Y ese año saqué un 9,8. Con un baremo de casi un 10. Quedé de las primeras en la comunidad para elegir la provincia que quería.

Por finnnnnnnnnnnnnnnnnnn!! Mi sueño que tanto había perseguido se hizo realidad. 

Era cuestión de tiempo, de insistir. Podía no haber aprobado, podía haber caído con un tribunal que no le gustase, podía haber seguido teniendo mala suerte… Pero me hubiera caído y me hubiera levantado, si sigues intentándolo, poca gente se queda sin ello, solo es cuestión de LUCHAR por ello.

Merece la pena. A mí me mereció la pena.

El camino de conseguir una plaza, es un camino de lucha, de constancia, esfuerzo y trabajo. No todo el mundo vale, a no todo el mundo le merece la pena, pero si tú estás convencida de que trabajar en la escuela pública es el trabajo de tu vida, lucha, muévete, no te estanques, porque lo conseguirás. Como yo lo hice.

Es duro, porque te cuesta la vida, la vida social, tu vida, dejas la vida de lado para solo estar encerrada estudiando. Pero la vida son prioridades, y esta puede ser una buena prioridad.

Para unos será más fácil, y oirás que les costó mucho, y te dará rabia si tu no lo has conseguido…y para otros, será mucho más difícil. 

Es la vida.


Cuando todo pasa, sabes ver lo que te ha traído el no sacarla antes, otras cosas buenas.


¿Qué te ha parecido mi historia?

Este año me he propuesto hablar de oposición por aquí.

Si quieres que hable de algo en concreto, dímelo en comentarios o por instagram @sonandosonrisas




Te puede interesar:


13 comentarios en “Mi experiencia con la oposición”

  1. me costo al principio la lectura pero despues entendi que si te lo propones y lo deseas lo puedes conseguir solo es cuestion de tiempo y de insistir

  2. Ohhh…justo te he encontrado bicheando cosas para las opos…Me ha gustado leerte. Justo ese será mi 4 intento, también después de tocar la plaza, tribunales bordes… y un año muy inestable con tanto cambio en relación al sistema, ahora con menos plazas de las esperadas…en fin….gracias por compartir tu experiencia:)

Los comentarios están cerrados.

Scroll al inicio